jueves, 8 de marzo de 2018

Crítica literaria "El trono, para una monja".

El maestro Barberán lo ha vuelto a conseguir. La historia de Luise Shorensen sigue en "El trono, para una monja", la continuación de esa otra novela del mismo autor, "La Baronesa".
Rafael Barberán vuelve a los orígenes de su carrera literaria con esta novela, en la que hay sexo y violencia. Después de la resurrección del género de terror vampírico con "La Baronesa", en donde se describía la ascensión al poder de la protagonista, en esta segunda parte, se narran las nuevas intrigas de este personaje. Ya impregnada de poderes vampíricos, convertida prácticamente en la dueña y señora del mundo, la Baronesa desarrolla un nuevo plan maquiavélico para consolidar su poder por los siglos de los siglos. Así va alternando sus sangrientas cacerías nocturnas y su lujurioso apetito por la carne masculina, con sus chanchullos empresariales. Incluso intenta aliarse con el Gran Consejo, un antiquísimo grupo de mandamases sobrenaturales, a los que expone un plan diabólico para devolver al mundo actual al clásico sistema medieval de señores y siervos...


Como ya se había expuesto en la primera novela, la Baronesa es una mujer implacable, que siempre consigue lo que desea. Y lo es aún más en esta segunda novela, en la que además, goza de los poderes de los vampiros.
Pero en esta ocasión, una monja benedictina, una versión luminosa de la propia Baronesa, se interpone en su camino, en su retorcido plan para aniquilar a miles de millones de personas y devolver la Tierra a la Edad Media. ¿Podrá la Baronesa enfrentarse a esta nueva rival? ¿Conseguirá consolidar su poder con su retorcido plan de exterminio? ¿Logrará apropiarse de los poderes del Gran Consejo?
Podrán hallar las respuestas a estas y a o otras muchas preguntas, en "El trono, para una monja", la novela de Ralph Barby editada por Séptimo sello.
Y finalizo esta entrada con un vídeo de las Valkyrias de Wagner, tema y compositor favorito de la Baronesa. Que la disfruten.


viernes, 23 de febrero de 2018

Crítica literaria "La Baronesa".

SPANISH HORROR STORY. Así se podría haber titulado esta novela de Rafael Barberán Domínguez, autor español (catalán para más señas), que es más conocido por su seudónimo, Ralph Barby, con el que firmó miles de historias de género (ciencia ficción, wertern, terror, novela negra) para la Editorial Bruguera durante los últimos años del Franquismo.
"La Baronesa" es una obra ambientada en Barcelona y en otras localidades de Europa. Empieza con una inquietante escena, la que ilustra estas líneas. En la primera década del siglo XXI, un científico, el último ganador del Premio Nobel, entra en su laboratorio secreto, situado en las profundidades del moderno complejo de una empresa farmacéutica, un edificio que está a punto de ser inaugurado. Allí, el honorable premiado con el Nobel lleva a cabo un brutal sacrificio, protagonizando una horripilante escena más propia de las clásicas películas de terror de la Hammer; tras diagnosticar la muerte de una joven inocente, clava una estaca en su pecho y se encarga de incinerar su cuerpo.


Esta escena se cuenta con tal maestría, que el lector se cuestiona; ¿Vampirismo en la Barcelona actual? ¿Qué está pasando aquí? ¿Cómo llegó a suceder algo así?
A estas preguntas se contesta en la narración posterior. El autor retrocede en el tiempo, algo más de una década en el pasado, y empieza a narrar las intrigas urdidas por Luise Shorensen a partir de su boda. Se trata de una mujer tan inteligente como bella, de familia rica, que inicia un retorcido plan para ser la dueña absoluta del mundo actual. Valiéndose del poder empresarial conseguido al casarse con un barón alemán, la Baronesa lleva a cabo una elaborada estratagema que le permitirá acumular poder tecnológico y ser ama de una criatura de las tinieblas...
Los inmensos recursos de una empresa farmacéutica, su capacidad atractiva para hacer que todos los hombres la obedezcan, sus conocimientos exclusivos sobre leyendas europeas de vampiros... A lo largo de los años, esta ambiciosa Baronesa mueve los hilos para conseguirlo todo. Dinero, poder, influencias... incluso la inmortalidad. Y para lograrlo, está dispuesta a cometer los crímenes más aberrantes imaginables...
Con esta novela, Rafael resucita (nunca mejor dicho) el género de terror con vampiros. Una obra imprescindible para todos los fanáticos de este género (sobre todo para los que se han quedado desencantados con la saga Crepúsculo). Os la recomiendo, que no quedaréis defraudados.
Termino esta crítica con un vídeo de Dies Irae, de Mozart. Es el tema que escucha el premiado Nobel en la macabra escena inicial de la novela. La pongo porque la ambientación musical también forma parte de esta obra, pues el autor menciona los hilos musicales que oyen los personajes, ya sea en las fiestas de sociedad de la Baronesa, o en los momentos más intensos y terribles del relato.

viernes, 1 de diciembre de 2017

crítica teatral: Casa de bonecas.

Clásicos nunha hora presenta esta revisión de Casa de bonecas, la primera obra feminista de la historia del teatro.


La obra, originalmente escrita por Henrik Ibsen en 1879, cuenta la historia del matrimonio Helmer, Nora y Torvald. Forman una pareja arquetípica, que representan los cánones sociales impuestos por un sistema patriarcal. Nora es una típica ama de casa que vive gracias a los ingresos de su marido Torvald, que es un funcionario que está a punto de ascender en su puesto de trabajo en el banco.
Tras una presentación inicial, Nora, una mujer cuyos gastos económicos están bajo la intensa vigilancia de su marido, se ve en la tesitura de pagar un tratamiento para curar una dolencia que sufre su padre. Entonces, a espaldas de su marido controlador, y con la intención de no importunarle, decide falsificar la firma de Torvald para financiar estas curas, ignorando, en un primer momento, que podría estar incurriendo en un grave delito de usurpación de identidad.
No obstante, para poder realizar esta transacción, Nora tiene que confiar en Krogstad, un empleado del banco que arrastra la mala fama de ser un especulador y un corrupto. Por su parte, Torvald, al tanto de esta mala fama (pero no de la jugada de su esposa), decide despedir a Krogstad, lo que termina por provocar el descubrimiento de la falsificación de Nora.
Es en este punto cuando el mundo feliz de los Helmer se desmorona. Nora, ya consciente de que ha cometido un delito, trata de suavizar el inevitable hallazgo de su embuste. Pero cuando Torvald , finalmente, descubre el engaño, monta en cólera y, cegado por su ego, trata a su esposa como si fuera una propiedad suya.
Entonces, al advertir Nora que Torvald está más interesado en preservar su mancillado honor ante la Ley y la sociedad, que en proteger a su mujer y asumir la culpa, cuando por fin abre los ojos, lo que lleva al final que en su momento escandalizó la sociedad de 1879; Nora, esposa entregada y madre de tres hijos, reaccionando ante la violencia verbal de su marido, abandona a Torvald y se va de casa.
Esta adaptación presentada por Clásicos nunha hora, ha sido reducida para que dure los consabidos 60 minutos. Por lo tanto, en el escenario hay solamente dos actores. Iria Ares está deslumbrante en el papel protagonista de Nora Helmer. Por su parte, Xoán Carlos Mejuto adopta el papel antagonista de Torlvad, además de hacer doblete con el papel, testimonial y oscuro en esta adaptación, de Krogstad. El vestuario de Carmen Casal ayuda a ambientar la historia a finales del siglo XIX. He de destacar la ambientación oscura y austera del único escenario principal, que consigue, con un sencillo juego de luces y sombras, ideado por Atón Arias,  (más una cuidada ambientación musical de Tito Barbeito), transportar al espectador en los distintos momentos de la historia, incluyendo flashbacks que explican mejor la representación, que por cierto, cuya escenografía y dirección también corren a cargo de Xoán Carlos Mejuto.
En resumen, que "Casa de Bonecas" consigue su propósito. Entretener y concienciar en partes iguales.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Critica literaria "La búsqueda de los emisarios"

La historia contada en "Los supervivientes del arca" continúa en "Los supervivientes del arca II (La búsqueda de los emisarios)". Gorka Pera Seijo lo vuelve a conseguir en esta novela publicada por Ediciones Atlantis.


Si había algo que se le pudiera reprochar a la primera parte de "Los supervivientes del arca", es la aparición de ese Deus ex-machina (lo llamaré así para evitar incómodos spoilers) que se encuentra final del relato y que da sentido a todo lo contado anteriormente, además de salvar el día a estos chavales atrapados en un desolador apocalipsis gaseoso.
No obstante, a la hora de continuar esta historia, el autor le da la vuelta a este Deus ex-machina. Algo salió terriblemente mal, convirtiendo a estos emisarios (los mismos del título) en unos monstruos inmortales que pretenden asegurarse su inmortalidad conspirando contra lo que queda del grupo que salió del arca. Unos peligrosos enemigos que se suman a la ya descrita amenaza de los invencibles seres gaseosos que habitan en la niebla...
Una vez más, el autor hace gala de su magistral uso de los clifthangers para atrapar al lector en esta historia que se va desarrollando en el mundo de después de la Tercera Guerra Mundial. Mientras la joven población asentada en Huesca intenta salir adelante, unos expedicionarios ingleses (los mismos que aparecen en el último capítulo de la primera novela), llegan para concluir un extraño mandato. Se inicia así una travesía por el norte de la España post-apocalíptica, que lleva a estos peregrinos hasta el norte de Francia, en concreto, al Monte Saint-Michel, un pintoresco enclave costero, en donde se desarrollan las partes más importantes de este relato, que alcanza su clímax en una pelea de espadas, que tiene lugar entre estos viajeros y los mencionados emisarios.
Así que me vuelvo a quitar el sombrero, ante un relato tan absorbente y entretenido.


Crítica literaria Balada triste de una dama

Emulando a Charles Dickens, Daniel L.-Serrano, más conocido por sus contactos de redes sociales como "Canichu", ha ido publicando por entregas, en Noticias de un espía en el bar, los distintos capítulos que conforman la novela que trataré en esta entrada; "Balada triste de una dama".


Corre el siglo XVII y el Imperio Español se expande por las Indias Americanas. En medio de este panorama histórico, el barco en el que viaja una rica hidalga es brutalmente asaltado por piratas.
A partir de este punto arranca la historia de esta típica dama en apuros que necesita ser rescatada. Pero no nos engañemos, no se trata del tópico relato del héroe que salva a la chica. El autor da un giro en este género de aventuras, porque, para empezar, cada uno de los personajes que se supone que deberían ir rescatar a esta chica, se van retirando de esta gesta, ya sea porque se desentiende del bienestar de esta dama por razones egoístas, o es porque son víctimas de un perverso complot, que intenta evitar que esta dama vuelva a su hogar de Veracruz.
Mientras tanto, esta dama va pasando de "propietario" a "propietario", interesados únicamente en cobrar un cuantioso rescate o una suculenta recompensa. Piratas, corsarios, filibusteros, esclavistas, nativos americanos, misioneros, soldados a las órdenes del rey Felipe IV... Una procesión de variopintos personajes va desfilando, conformando una radiografía histórica del tipo de fauna que se se movía en esa época a lo largo y ancho de las indias americanas.
Entretanto, el lector se ve atrapado por esta historia, preocupado por el incierto destino de esta noble dama, arrastrada por las imprevistas y violentas corrientes de este relato de piratas que se sale de lo común.
En resumen, que "Balada triste de una dama" es una novela que entretiene y forma a partes iguales.



viernes, 27 de octubre de 2017

Crítica CineBasura.

¿Cómo sobrevivir dentro de una película cutre? A esta pregunta se contesta en CineBasura, una delirante comedia gamberra dirigida por Miguel Ángel Viruete y Paco Fox , y protagonizada por este último, Natalia Bilbao y el incombustible Miguel Ángel Aijón.


La historia arranca cuando dos videobloggers de cine de serie B son absorbidos por un extraño portal interdimensional al interior de una película cutre. Cuando consiguen salir de ella, descubren que el mundo real (o al menos, la zona de Moratalaz), está siendo invadido por elementos, criaturas y personajes que suelen pulular en este tipo de obras cinematográficas. Así pues, los personajes principales tienen que vérselas con sexys adoradoras del diablo, punkies de los años ochenta, zombis folcklóricos, pajarracos alados, OVNIs colgados de hilos, invencibles asesinos en serie, alienígenas de mercadillo, críticos casposos de cine, políticos caníbales, trolls de dos dimensiones, pulpos monstruosos, humanos con cabeza de animal, faltas garafales de hortografia. errores de rancor, funcionarios del Ministerio de Cultura, chicas que enseñan las tetas sin que venga a cuento, Dalecks víctimas de su racismo endogámico, momias vendadas con papel higiénico, monstruos que se ocultan en la oscuridad, defectos de sonido, personajes indefinidos de cara-cartón, dinosaurios mal fijados, robots gigantes, usuarios de camisetas rojas que terminan palmándola, brujas de las que llevan escoba, versiones hispánicas de Robocop, tentáculos peleones...
En fin, que se trata de un un sinsentido de elementos y situaciones absurdas, por las que los tres protagonistas tienen que abrirse paso para poder cerrar la dichosa anomalía interdimensional e impedir que semejante fauna se apodere del resto del mundo.
Cabe destacar la composición de las distintas escenas, que recuerdan mucho a las viñetas del gran Francisco Ibáñez, porque en algunas secuencias, mientras la trama principal se desarrolla en primer término, en  el fondo se escenifica un micro-chiste visual. El resultado es un filme trepidante, cargado de numerosas referencias, que apenas deja un momento de respiro al espectador, y que consigue hacer lo que se pretendía desde que se empezó a hacer el crowfunding para producir esta película; entretener al espectador.
Así que ya lo saben, si quieren pasar un buen rato acompañados por vuestros amigotes, esta película es la adecuada. Además, si tienen la oportunidad de conseguir el DVD, pueden pasar otro buen rato visionando los diarios de rodaje, filmados por el propio Paco Fox.

sábado, 19 de agosto de 2017

Doctor Who. Crossover.

¿Quién puede viajar la Tierra Media, por Cybertron y por una galaxia lejana, muy lejana? Con esta pregunta empieza el escrito que he redactado durante el último mes en wattpad. Fue una tarea al que me entregué ante la cercanía del vencimiento del primer contrato que he firmado con Ediciones Atlantis.


Porque, ¿cómo hago para vender mis novelas, si no soy un autor conocido? Nadie sabe quién soy, y mucho menos, nadie sabe qué escribo y cómo lo hago.
Así que he estado fraguando esta idea en los últimos meses. Ya tenía una cuenta abierta en wattpad, con la finalidad de promocionar mis obras, subiendo a la red textos que forman parte de mis obras en papel y en amazon. Pero no veía cómo se sumaban seguidores o cómo aumentaban mis contactos en las redes sociales. No soy, para nada, conocido.
Así que se me ocurrió subirme a hombros de gigantes, para ser más visto. Primero, dibujé la ilustración que acompaña esta entrada, que me sirvió para poner en orden mis ideas. Tenía claro desde el principio que iba a contar una historia protagonizada por el doctor Who, pero necesitaba una referencia visual que me permitiera perfilar la ruta espacio-temporal que la TARDIS recorrería durante este viaje alucinante.
Escribí directamente la historia en la página de wattpad. Al redactar las primeras partes, me di cuenta de que me agotaba al alcanzar las 2000 palabras insertadas. Por lo tanto, decidí que en cada sesión escribiría un mínimo de 1500 palabras, y que, pasado este punto, insertaría un clifhanger que haría que el lector accidental leyese la siguiente parte. Y realmente, lo que más agotaba, era retomar la narración después de cada periodo de descanso. ¿Por dónde iba? Ah, sí, el doctor está en peligro de muerte...
El caso es que resultó ser una experiencia refrescante, casi un retorno a mi infancia, cuando escribía cuentos protagonizados por personajes del cine y de la televisión. Al fin y al cabo, la posibilidad de que Hassbro, Wetta o Disney me contraten para escribir sobre transformers, la Tierra Media o Star Wars, es astrológicamente remota.Sobre todo, si tenemos en cuenta que me expreso en español, y no en inglés, y que tampoco soy JJ Abraams o Roberto Orci.
Así que terminé por escribir una historia compuesta por 72 partes y que se puede dividir en 7 capítulos.
En el primer episodio (14 partes), el doctor se encuentra accidentalmente en otro universo. Ha aterrizado en el Japón futurista descrito por Masamune Shirow y otros tantos mangakas. Allí, tiene que hacer frente a un cazador alienígena que está participando en una cruenta guerra urbana entre delincuentes y policías. También es aquí donde el doctor conoce a una nueva compañera, y adquiere, al regenerarse, una presencia física similar a mi idolatrado Jean Michel Jarre.
En el segundo episodio (9 partes), el doctor viaja al México de los (tempranos) años 50. Allí, su compañera se queda atrapada en una mansión, junto con Luis Buñuel y otras personalidades de la época, por una fuerza extraña que les impiden salir del inmueble. Y mientras el doctor averigua cómo romper esa cuarentena desde el exterior, en el interior, la compañera se enfrenta a un horrible monstruo que presenta la capacidad de convertirse en un ser humano.
En el tercer episodio (9 partes), el doctor participa en una expedición al antiguo planeta Nibiru, persiguiendo la pista de una poderosa reliquia. Allí tiene que enfrentarse a aliens babosos que tienen ácido concentrado en lugar de sangre (¿Os suenan, no?).
En el cuarto episodio (9 partes), el doctor aterriza en la segunda luna de Cybertron.. Es testigo de la conversión de Starscream en decépticon, debido a la aparición del más malvado enemigo del doctor.
En el quinto episodio (9 partes), el doctor es apresado en el reino de Mordor. Además de carearse con Sauron, presencia uno de los momentos cruciales no descritos en el Señor de los Anillos.
En el sexto episodio (9 partes), el doctor viaja a la galaxia de Star Wars. Investiga el motivo por el que el emperador pretende disolver el senado galáctico, descubriendo la existencia de la Estrella de la Muerte. También se enfrenta al mismísimo Darth Vader, en un épico duelo de espaldas láser.
Y en el séptimo episodio (13 partes), el doctor aparece en el futuro espacial descrito en Star Trek, en donde termina por liderar un flota aliada para hacer frente a una invasión Borg.

Podéis leer esta historia en el siguiente enlace. Espero que la disfruten.

https://www.wattpad.com/story/115180566-doctor-who-crossover?utm_source=web&utm_medium=facebook&utm_content=share_myworks_details